Guia turistica de Corme y de la genuina Costa da Morte

August 1, 2018

Curiosamente existen varias leyendas sobre esta Piedra de la Serpiente , que vienen de antiguo y que enlaza con aquella posible piratería del siglo XIX y con esa nueva de presente siglo, a la que llamamos narcotráfico. Una de estas leyendas me la relató mi padre siendo yo un niño, habla de un pueblo que trasmutó sus modos de pacíficos de vida, abandonó su trabajo honesto para convertirse en guerrero y pirata y su Dios lo castigó con un diluvio de arena, enterrando la aldea bajo una montaña. Pero mejor se la cuento: 

En la parte alta de la playa, resguardado de los crudos vendavales, hace miles de años, se encontraba ubicado un noble pueblo, el pueblo de nuestros antepasados, llamado de los Serpes. Sus gentes eran pacíficas y disfrutaban de una gran cultura enraizada en la armonía de la naturaleza, conocían la experiencia iniciática de la piedra en la que tallaban y esculpían petroglifos, adoraban al dios de sus antecesores y respetaban la sabiduría de sus mayores. Vivían modestamente de su mar, de la pesca y del marisqueo, utilizando las algas que la marea varaba en los arenales para abonar las escasas y pobres tierras que labraban. (...) Su dichosa y apacible vida fue sacudida violentamente por la ambición de los más jóvenes e intrépidos de la aldea. Desoyeron los consejos de los ancianos trocaron su serena existencia de pescadores por el agitado oficio de guerreros y piratas, su arrojo y valentía les reportó en muy poco tiempo grandes riquezas y cantidad de esclavos.

(...) Proseguiremos nuestro trayecto hacia la aldea de Arou y desde allí por un camino recientemente asfaltado, acercarse por la costa hasta la altura de las Islas Baleas, lugar de varios naufragios. Proseguiremos hasta Santa Mariña, aldea peculiar edificada en lo alto de un estrecho valle que desemboca en el mar abierto. La leyenda cuenta que era en estas latitudes donde los piratas lugareños ejercieron con mayor éxito sus macabros hundimientos provocados. No teman bajar por la empinada cuesta hasta el pequeño muelle, de singular factura es una visita obligada. "

http://www.jrvarela.net/costa%20muerte%20genuina.htm